Hay días en los que de repente abres los ojos y comienzas a ver de verdad….

De repente cosas que no veías o a las que no les dabas demasiada importancia empiezan a tenerla.

Por qué te cuento esto?  Ayer me encontré con un amigo por la calle y me dijo:   María , Te necesito!!

Os pongo en situación.

Decorador con un despacho que parece que estás viendo  fotos de una revista de decoración de un loft en nueva York. Minimalista,  muy muy blanco  y a la última, por supuesto.

Un cliente fue a encargar sus servicios y quedó encantando. Cuando se despedían le dijo “Ahora cuando llegue a casa voy a mirar tu web porque tal y como tienes el despacho la web debe ser espectacular!!”

Y no se equivocaba 😉

Su web es espectacularmente antigua!! Tiene 7 años aunque parezca que la hicieron en los 80, toda llena de color con unas imágenes diminutas y una estética que nada tiene que ver con la de ahora.

Y lo más gracioso es que ni se lo había planteado hasta que se lo dijeron.

Y la tuya como esta?

Cuánto tiempo tiene?

Pero de verdad necesitas un cambio?

Vamos a averiguarlo. Contesta si o no  a estas preguntas:

¿El contenido de tu página web sigue estando vigente? o necesitas una actualización de precios, servicios, etc.

¿Cómo se ve tu Web desde un móvil? ¿Se ve correctamente o hay que hacer filigranas para poder ver toda la información?

 Fíjate con calma en las fotos que tienes publicadas y después mira a tu alrededor . ¿Coinciden con lo que ves? o hace tiempo que cambiaste la decoración del local?

¿Y qué me dices de la estética? Ya no se ven páginas como la tuya cuando haces una búsqueda?

¿Tarda mucho tiempo en cargar el contenido ?

No hace falta ni que sumes .

Tu sabes que sí, Necesitas un cambio!!

Y por qué no lo haces?

Da pereza, cuesta dinero, y total, tampoco me da tanto beneficio?

De verdad crees eso?

Hablamos?